Una de las relaciones más importantes en tu vida es la que tienes contigo. ¿Con qué frecuencia te das cuenta de esto? ¿Con qué frecuencia haces de tu felicidad una prioridad? Te entregas a los demás, te entregas a tu trabajo. Tú y tus necesidades permanecen en algún lugar gris en la lista de prioridades propias.

Nunca es demasiado tarde para hacer un cambio, solo comienza a pensar de manera diferente.

1. Aprende a decir que no

Sin culpa y sin límites.

2. Comience a enfrentar problemas

Los problemas no se resuelven solos, así que no tenga miedo de tomar medidas, incluso cuando se trata de cosas pequeñas. No esperes hasta el último minuto.

3. Hazte una prioridad

Das mucho a otros, pero ¿cuánto te das a ti? Lea algunas páginas del nuevo libro por la mañana, vaya a tomar una taza de café a su lugar favorito en el camino a casa desde el trabajo. Tus necesidades y sentimientos son importantes.

4. Sé amable contigo mismo

Presta atención a la forma en que hablas contigo mismo. ¿Tiendes a criticar cuando las cosas no salen bien? ¿Con qué frecuencia te criticas por los errores que cometiste? Habla contigo mismo de la misma manera que hablas con un amigo o una hermana pequeña.

5. Aprende a ser feliz con el éxito de los demás

Aprende de ellos. No te compares, trata sus éxitos como evidencia de que se puede hacer algo.

6. Comienza a perdonar

Aprende a perdonarte no solo a ti mismo sino también a los demás. No te arrepientas, no es bueno para ti.

7. Trabaja en metas pequeñas todos los días

Crecer, continuar aprendiendo. Puedes hacerlo en pequeños pasos. Pequeños cambios conducen a grandes resultados, y cada cambio importante comienza con un paso.

8. Comienza a notar la belleza de las pequeñas cosas cotidianas.

No tienes que esperar por algo grande para celebrar, ser feliz o emocionarte. Todos los días suceden cosas hermosas y sorprendentes, solo tienes que aprender a notarlas.

9. De vez en cuando, tómate un día libre

OK, no siempre podemos permitirnos un día libre completo. ¿Quizás, sin embargo, puede pasar algunas horas a la semana y pasar este tiempo despejando su mente? Meditando, leyendo un libro o simplemente sentado en el parque, mirando al cielo, escuchando el viento, sintiendo el sol en tu piel.

10. Sé tú mismo.

El mundo entero te dice qué hacer, quién ser, todos los días. Comienza a vivir en tus propios términos.

11. Cultiva tu relación con los demás

¿Cuántos de nosotros tenemos buenos amigos, conocemos personas increíbles a las que no ha visto en años? La felicidad es poder compartir las cosas buenas que te suceden con alguien que amas y valoras.

12. Comienza a emplear tiempo en hacer las cosas que amas

Tal vez durante un tiempo pintaste, tocaste un instrumento, pero la vida se ha vuelto tan ocupada que ni siquiera tienes tiempo para leer. Encuentra tiempo para las cosas que amas, las cosas que te traen alegría, las cosas que te hacen sonreír.

13. Aprende a celebrar tus victorias

¿Con qué frecuencia te dicen «buen trabajo»? Dilo y disfrútalo.

14. Comienza a pasar más tiempo en el presente

Este momento presente es todo lo que tienes, ahora es el momento más importante, siempre. Deja de lamentar que no estés en otra parte.

15. Corta con los elementos tóxicos

Puede ser doloroso y aterrador a veces. Especialmente cuando hablamos de amistades y relaciones a largo plazo. Date cuenta de que si llega el momento en que das más de ti mismo, pero no obtienes nada a cambio, es hora de seguir adelante.